Nuestra Historia

Nuestra Historia

En el corazón de la Patagonia Argentina

La nuestra, es una empresa fundada hace más de cinco décadas. Con esfuerzo familiar y mucha vocación comenzó a forjarse una historia que comenzó desde muy abajo. Con el paso del tiempo Frigorífico Arroyo tuvo un sostenido progreso comercial, consiguiendo instalarse en el Mercado Municipal de Bariloche.

Luego vinieron tiempos difíciles, pero con incesante trabajo se pudo seguir creciendo, aunque hubo tiempos malos. Así se pudo lograr la construcción de la planta de faena, que actualmente tiene habilitación nacional y está autorizada por el gobierno nacional a realizar tráfico nacional y exportaciones. Esto garantiza la calidad, higiene y sanidad, tanto de los animales faenados como de la carne obtenida. Se trabaja con carne proveniente de una esmerada selección de animales que se adquiere directamente de establecimientos rurales.
En el año 2017, Frigorífico Arroyo cambia de propietarios, pero no modifica su esencia. Se hacen cargo de la empresa, los ingenieros zootenistas Julio Berger y Mario Barbagelata, quienes se dedican a la producción, faena y comercialización de ganado bovino y ovino desde hace más 25 años. Los nuevos propietarios cuentan con una vasta experiencia en la materia. En este sentido, los actuales dueños realizaron en el año 1993 un embarque de 35.000 ovejas en pie hacia Arabia Saudita desde el puerto de San Antonio Este, en la provincia de Río Negro.
En ese mismo año, adquirieron el Frigorífico Río Negro y desde hace 25 años trabajan distribuyendo carne a toda la región y a diferentes puntos de la Argentina. Los años siguientes fueron de constante crecimiento hasta llegar a posicionarse fuertemente en el mercado nacional. Ser una empresa líder en la industria de carne ovina y referente en nuestra comunidad. Siempre apuntamos como objetivo principal a ser una empresa líder en el mercado nacional e internacional.

El cordero patagónico


En la vasta extensión de la región patagónica se crían los corderos más valorados del planeta. Nuestra geografía brinda el entorno natural perfecto para la producción de una carne tierna, magra y muy sabrosa, que se emplea en variadas recetas.

Leer más